fbpx
Connect with us

Miedos de viajar sola

Estilo de vida

Miedos de viajar sola

Desde niñas nos enseñan a tener miedo; miedo a la calle, a las personas, al transporte, a prácticamente todo, y no falta decir que las razones en ocasiones están tristemente justificadas. Sin embargo, no puedes simplemente dejar hacer lo que amas por esas situaciones, aún puedes disfrutar del mundo. Eso sí, nos tocará cuidarnos un poquito más que a nuestros colegas varones. Por ello te comparto mis consejos de viaje para hacerte sentir tranquila durante tu aventura.

Lleva protección

Lo primero que aconsejo es que lleves contigo gas pimienta, eso sin duda te hará sentir más segura y protegida cuando viajes sola. En mi caso, afortunadamente nunca lo he tenido que usar, pero me hizo sentir a salvo en aquellas ocasiones en las que recorría calles desoladas o cuando tuve que quedarme en estaciones de tren o autobús.   

Siempre comparte con alguien tu itinerario y dónde o con quién te estas quedando

Sé que suena fastidioso tener que dar santo y seña de lo que hacemos, pero será necesario. Cuando viajes procura compartir a grandes rasgos con amigos, compañeros de hostal, recepcionistas o familiares que es lo que harás a lo largo del día. De esta forma sabremos que alguien estará al tanto de nuestro regreso y al pendiente de que lleguemos sanas y salvas a nuestro siguiente destino. Hazlo por tu tranquilidad y por la de tus seres queridos.

Te lo digo porque en verdad sirve, en una ocasión al estar de mochilera en París, mis padres buscaron la forma de contactarme preocupados por mí. En un principio yo no entendía la urgencia, pero luego me explicaron que había una amenaza de atentado en un centro comercial de la ciudad. Para ser honestos yo estaba muy lejos de esa ubicación viendo un desfile, pero comprendí que las distancias en la ciudad no son muy claras cuando no estas ahí, y, por ende, cualquier noticia sobre atentados, ataques o accidentes cerca de tu ubicación, alertarán y pondrán nerviosos a todos aquellos que te quieren.

No digas que viajas sola, aunque así sea

Siempre he creído que las personas somos capaces de comprender las intenciones de otros cuando se acercan a nosotros. Así que si alguna vez un desconocido que despierte esa sensación de intranquilidad en ti, se acerca preguntándote “amigablemente” si viajas sola, di que no. Di que te estas a punto de reencontrar con amigos, que un familiar te espera cerca, que vienes con un grupo o invéntate algo. No digo que a todo mundo le digas esto, habrá personas con las que no habrá ningún problema, pero usa esta mentirilla cada vez que te sientas intranquila junto a alguien.

Investiga bien las ubicaciones, mapas y tarifas de transporte

Cuando eres foráneo los transportistas suelen aprovecharse de nuestra ignorancia y terminan cobrándonos tarifas exageradas al momento de requerir sus servicios para movernos. Por ello, procura siempre informarte sobre las tarifas locales con otros viajeros o con los recepcionistas de tu lugar de hospedaje, de esta forma evitarás que te vean la cara.

Revisa bien las calles y busca por tu cuenta la ruta más efectiva para llegar a tu destino, así, podrás ver si el conductor o la persona que te esta guiando te esta llevando por el camino correcto o no.

En mi caso procuraba siempre echar un vistazo de las calles y edificios aledaños a mi destino a través de Google Street. Trataba de recordar lo más vistoso, quizá un supermercado, un anuncio, un parque que me ayudará a ubicarme correctamente en la ciudad, lo que me hacia sentir tranquila y me motivaba a explorar más y más.

Otro tip que puedo darte es que compares los precios de los tours guiados con formas alternas de llegar a tus puntos de interés. Vas a darte cuenta pronto que muchas de esas ubicaciones están a un metro o camión de distancia y que te ahorrarás bastante dinero si simplemente decides ir por tu cuenta. Además, te ahorras de paso la molestia de ir al ritmo de otros siguiendo un itinerario, cosa que a mi en lo personal me irrita bastante.

Si estas en Roma…

Observa bien como es la dinámica de los lugareños. ¿Hay mujeres o niños en esa zona? ¿Cómo visten? ¿Van en grupo o solos? Ser observador te ayudara a tantear si estas en un área segura o no. Si al llegar a una ciudad notas que las mujeres se cubren bastante, se mueven en grupo, o andan a paso rápido por ciertas calles, trata de imitarlas, por algo lo hacen. Es decir, si llegases a ir al medio oriente, nadie va a obligarte a andar en burka o cubrir tu cabello, pero te expones a ser el centro de atención quizá de una forma negativa. Procura adaptarte a sus costumbres a medida de tus posibilidades y tu propia comodidad, de esta forma lograrás pasar más desapercibida y al menos te librarás de los molestos vendedores de llaveros que no dejan en paz a los viajeros.

Haz amigos en tu viaje

Sin duda alguna la mejor forma de sentirte bien en una nueva ciudad es haciendo amigos. Con ellos adaptarse a nuevas costumbres, idiomas u otras cosas serán mil veces más fácil. No importa si son de tu mismo país o no, si hablan tu lengua o no, tendrán algo grande en común y es que no tendrán la menor idea de que hacen ahí, pero harán todo por disfrutarlo al máximo.

Así que ya sabes, no hay porque temer a viajar sola. Solo toma un par de estos consejos y anímate a recorrer el mundo.

Leave your vote

Continue Reading
Quizá también te guste...

Vamos que no me gusta hablar de mi misma, pero si quieres conocer más de mi trabajo, visítame en mis redes.

Más sobre Estilo de vida

Lo más leído

Tambíen puedes leer

Cine

To Top

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.