fbpx
Connect with us

Las 5 leyendas más famosas de Zacatecas

leyendas de zacatecas

Cultura

Las 5 leyendas más famosas de Zacatecas

Desde mujeres fuertes y revolucionarias, tesoros escondidos y una habitación maldita. Estas son las cinco historias más conocidas de Zacatecas.

Son muchas las leyendas que cubren las calles y callejones de Zacatecas, no obstante, hay cinco historias únicas que tienes que conocer. Así que acomódate, que aquí te las voy a presentar.

1.- Juana Gallo

Si hay algún personaje Zacatecano que debes identificar, este sería definitivamente “Juana Gallo”, una mujer de imponente carácter y sin duda alguna, carente de pelos en la lengua.

“¡Y ábranla que hay viene Juana Gallo, bien montada en su caballo!”

Este es un refrán muy colorido que nace a partir de tan distintivo personaje y que hoy en día se escucha comúnmente en las charrerías.

Juana Gallo, quien realmente se llamaba Angela Ramos Aguilar, fue una mujer nacida el primero de octubre de 1876 en lo que hoy sería la calle Vergel Nuevo en Zacatecas. Fue hija de Ángel Susano Ramos y Receba Cesárea Aguilar, también conocida como “Doña Chalita”.

Angela pronosticaba ser todo un personaje desde el momento de su nacimiento, pues la fiesta por su bienvenida no faltó.  Desde muy pequeña, la niña mostró una personalidad inquieta e intrépida. Era conocida por reñir con sus compañeros de escuela, pero, así como era traviesa, era inteligente. En una de esas tantas peleas en la que se vio envuelta, llegó a descalabrar a un niño. Al percatarse de este incidente, el Cura José Eugenio Narváez, quien era el encargado de la escuela a la que asistía, le grito entonces “¡Aplácate Juana Gallo!”. “Juana” debido a lo común de este nombre y “Gallo” por el carácter feroz de estos animales. Dicho apodo, pese a que no era de su agrado, la terminó persiguiendo hasta el final de sus días.

 juana gallo

Se cuenta que era tan poco el afecto que le tenía Angela a dicho apodo que, cuando escuchaba que alguien la nombraba de esa forma ella contestaba “en tu madre me monto a caballo”. Aunque no era así con todos, pues había una excepción a la regla y este era el Señor Cura, el mismo que la había bautizado de esta forma tan peculiar.  

Al crecer, Juana Gallo se dedicó a vender tacos y gorditas en las cantinas y pese al carácter reacio con el que era identificada, la mujer tenía un lado sensible, pues se le reconocía la labor de alimentar y cuidar a todo aquel que no tenía para comer.

Una de sus tantas hazañas se llevó a cabo durante la época de la Revolución, pues cuentan que ella junto a otras mujeres, se armo de palos y piedras para defender y montar guardia ante los templos y cuidar al Señor Obispo de ese entonces, Miguel de la Mora. Este acto valiente la hizo crecer en popularidad y debido a ello se ganó las atenciones de todos los locales.

El fin de Juana Gallo llegó el 21 de octubre de 1958, a la edad de 82 años debido a su alcoholismo, pero, así como hizo revuelo al llegar lo hizo al irse, pues fue el mismísmo gobernador de ese entonces, el Lic. Francisco E. García quien se hizo cargo de los gastos fúnebres de la ya anciana mujer, evidenciando así la huella que dejo en la historia y el corazón de todos los zacatecanos

2.- El árbol del Amor.

Se cuenta que, en 1862, en una casa ubicada al centro de la ciudad de Zacatecas, vivía bella mujer de nombre Oralia. Dicha señorita era pretendida por Juan, un joven que por las mañanas laboraba en el interior de las minas y por la tarde acarreaba botes de agua para venderlos a las familias pudientes de la ciudad. Juan, muy inteligentemente, procuraba dejar al final la casa de Oralia, para de esta forma poder tener tiempo de charlar con la bella mujer.

Resultado de imagen para arbol del amor zacatecas

El agua que Juan traía, era usada por Oralia para cuidar de su jardín, prestando mayor atención en un árbol que el mismo juan le había obsequiado tiempo atrás y que fue testigo del amor que iba naciendo en el corazón de los jóvenes.

Llegó entonces el año de 1864, época de la intervención francesa. Con ello apareció un joven bastante apuesto de nombre Philipe Rondé, quien fue recibido en la casa de la familia de Oralia. El Francés no tardo mucho en enamorarse de la joven y solicitó permiso a sus tutores para poder hablar con ella sobre sus sentimientos, confesándosele a la sombra de ese árbol a quien ella tanto cariño tenía. Juan, no pudo hacer más que verlos a lo lejos sufriendo en silencio ante el pensamiento de que la bella Oralia sería arrebatada de sus manos por el apuesto forastero.

Una tarde, Oralia se dispuso a contemplar los mundos tan diferentes de los que procedían sus pretendientes, y ante su confundido corazón pidió al su dios que le enviase una señal para tomar la decisión correcta.

Un día Oralia, determinada a elegir a alguno de sus pretendientes, se dispuso a descansar bajo a la sombra de su árbol favorito, sin embargo, el pesar de la joven era tal que rompió en un llanto inconsolable. En ese momento, las ramas del árbol crujieron y se posaron en el regazo de la joven pequeñas gotas, como si el árbol la acompañara en su pena. Al poco tiempo las lagrimas se fueron convirtiendo en un ramo de flores y entonces la mujer supo a quién elegir. Su corazón le pertenecía sin duda alguna a Juan.

Al otro día, Philip se presentó en casa de Oralia y este anuncio una triste noticia, debía volver a Francia. Oralia entonces sintió un alivio grande, pues sabía que había elegido sabiamente.  Ese mismo día, Juan casualmente había encontrado una gran veta de plata y con esa seguridad en su futuro se dispuso a correr para pedir la mano de su amada.

Llegó entonces a la plazuela y ahí vio a Oralia. La mujer lucía feliz y antes de que dijera algo, ella corrió a los brazos de Juan y lo besó. Fue tal la sorpresa la del hombre que se olvido por completo de hablarle de la veta que había encontrado, demostrando así que el interés de Oralia por Juan era puro y sincero.

Así fue entonces que nació la leyenda del árbol del amor, en el que los zacatecanos aseguran que todo enamorado que quiera sellar su afecto, deberá hacerlo bajo la sombra de este. Cabe mencionar que con el tiempo la leyenda fue olvidada y con ello el famoso árbol murió.

3.- Leyenda de la filarmónica

La leyenda cuenta que en 1600 un valiente capitán de nombre D. Jorge Treviño de Bañuelos construyó para su esposa una enorme quinta que recibiría el nombre de “Villa de rosas”. Condición que Perla Santini, hija de un músico italiano, había solicitado para mudarse a lado a su lado, pues en las lejanías de este recinto podría guardar luto a su padre, quien acababa de fallecer.  

Al llegar, la pareja fue recibida entre la alegría de sus amigos y sirvientes lo cual animó bastante a la mujer, más cuando vio que su esposo había colocado en el salón principal de la villa, un lujoso piano para su mujer, pues adoraba con todo su corazón la música.  

Los días transcurrieron y Perla inundaba el salón con magnificas notas y bellas canciones originarias de su país. El capitán se creía bendecido por tan magnifica compañía, pero esto no duro mucho. A tan solo un mes de haberse mudado, el capitan fue enviado a combatir a los indios Jachiplia. El corazón de los jóvenes entristeció y Perla se sumió en una desesperación sin igual.

Las risas y cantos de la joven no se escucharon más y las armoniosas melodías que tocaba, se volvieron tristes y desoladoras. Sus amigos e invitados trataron de animarla, pero poco a poco ellos fueron echados de la morada, pues la mujer no tenía ánimos de recibirlos más.

Perla espero entonces durante días, deseando ver a través del ventanal, a su esposo regresar a la villa sano y salvo. No obstante, su esperanza se fue disipando por lo que empezó a sufrir de insomnio, aprovechando entonces sus noches en vela para tocar, pues era lo único que la distraía de su pena. Debido a esto los caminantes y cintílenlas la creyeron loca y empezaron a llamarle “La Filarmónica”.

Siguió así durante varios días hasta que una noche la melodía fue interrumpida. El guardia en turno, extrañado por ello, ingreso al recinto solo para encontrarse a la bella joven muerta sobre el piano. Curioso fue, que solo días después llegó una noticia a la villa, en ella se anunciaba la muerte de Don Jorge, que extrañamente coincidía con la fecha y hora de la muerte de su esposa.

Después de esto la villa no volvió a ser habitada, pues se contaba que a media noche se podía escuchar en su interior la melodía de un piano que continuaba hasta rayar el alba, para después finalizar las notas con un lamento profundo que podría escucharse a gran distancia. Así pues, la “Villa de las Rosas” fue conocida después como “La Filarmónica”.

4.- Leyenda del Cerro de la Bufa

El Cerro de la Bufa fue bautizado así por Juan de la Tolosá, y su nombre, que esta en aragonés, significa “vejiga de cerdo. Se dice que en el interior de este se encuentra un tesoro inigualable, un palacio cubierto de oro y plata, repleto de piedras preciosas y mármol.

Cuenta la leyenda que, para poder hacerse de tales riquezas, uno tiene que ser muy valiente y pasar una serie de pruebas que te serán impuestas.

Resultado de imagen para cerro de la bufa noche zacatecas

Se dice que una vez al año, durante las fiestas del pueblo, se aparece en el cerro una bella mujer. Es ella quien te revelará la ubicación exacta del tesoro. Para obtenerlo deberás llevarla en bazos hasta el altar mayor de la Basílica de Zacatecas, pero hay otra condición. Durante tu travesía, sin importar que ruidos escuches, no deberás voltear hacia atrás.

Cuentan que, aunque parezca una tarea fácil no lo es, pues en el camino escucharás voces extrañas que susurran tu nombre, rugidos de fieras y ruidos provenientes del mismo infierno. El miedo aumenta, las piernas tiemblan hasta que la angustia te hace girar la vista. Es entonces que la mujer en tus brazos toma la forma de una horrible serpiente.  Se dice que, desde la fundación de la ciudad, muchos han sido los hombres que se han aventurero a encontrar el tesoro, pero ninguno a encontrado el regreso.

5.- La Mesón de Jobito.

En XVIII abre por primera vez la Mesón del Jobito con intención de proporcionarle a los comerciantes albergue. Con el paso de los años, este lugar terminó convirtiéndose en un hotel 5 estrellas, que muchos dicen, se encuentra embrujado.

Resultado de imagen para la meson jobito

Los trabajadores cuentan que hay diversos espíritus manifestándose diariamente en este Hotel. Cuentan que por las noches pueden ver a una niña jugar, escuchan caballos relinchar y que un peculiar espectro reside en la habitación 107, este fantasma, en vida llevaba el nombre de Don Jobito.

Don Jobito fue en algún momento trabajador del Hotel, mismo que le proporcionaba hogar en la habitación 107, dónde al final encontró la muerte. Cuando la habitación empezó a alquilarse, los huéspedes y trabajadores empezaron a decir que quizá Don Jobito nunca se había ido, sino que después de su muerte, decidió permanecer cuidando del hotel que tanto procuró en vida.

Es a partir de las 4 de la madrugada que el espectro se hace presente, y no se limita a las paredes de la habitación, sino que deambula por los pasillos del recinto. Se dice que no se trata de un espíritu malo, pero que eso no evita que sea un encuentro aterrador.

Testigos cuentan que Don Jobito suele prender y apagar la televisión, azotar las ventanas, jalar las cobijas y columpiar los candelabros. De igual forma, cuentan que el hombre suele presentarse a tus espaldas cuando te contemplas frente al espejo, mirándote fijamente por sobre el hombro.

¿Conoces otras leyendas de Zacatecas? Colócalas en los comentarios, me encantaría leerlas.

Leave your vote

Continue Reading

Vamos que no me gusta hablar de mi misma, pero si quieres conocer más de mi trabajo, visítame en mis redes.

Más sobre Cultura

Lo más leído

Tambíen puedes leer

Cine

To Top

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.