fbpx
Connect with us

7 reglas de oro para elegir el mejor lugar para rentar siendo foráneo

Estilo de vida

7 reglas de oro para elegir el mejor lugar para rentar siendo foráneo

Nadie dijo que intentar ser independiente fuese fácil.

Si como a mí, te toco salir de tu pueblo para probar mejor suerte en la vida, seguro te has encontrado con el problema de encontrar el mejor lugar para rentar durante tu estadía. Y es que no es nada fácil llegar una nueva ciudad siendo un intento de adulto con nula experiencia en eso de ser independiente. Así que por eso te presento esta serie de consejos que aprendí en el camino y que estoy segura, me agradecerás después.  

#1 No te dejes llevar por el barrio de moda

Si te tocó intentar buscar un mejor futuro en Monterrey como aquí a tu tía, seguro que te mueres por vivir en Paseo Tec, o zonas aledañas. Y vamos que no es malo, pero en ocasiones las ventajas terminan siendo opacadas por sus desventajas.

Evidentemente al vivir en estas áreas de moda o de mucha concentración juvenil, no te faltaran eventos sociales a los que asistir y amigos que conocer, pero su alta demanda hará que te conformes con pequeños espacios compartidos, en casas muy viejas o con poco mantenimiento a un costo elevado. Al final, por lo que rentas un cuarto compartido en esta zona, podrías incluso encontrar casas completas o al menos habitaciones privadas con baños individuales y de construcción más reciente, que sin duda alguna a la larga harán tu estadía más agradable.

#2 Ubicación, ubicación, ubicación

Parece ser un tema bastante obvio, pero en ocasiones preferimos rentar un departamento porque esta bonito, porque queda cerca de la casa de un amigo, o porque tiene excelente vista y patio para fiestas, así que pasamos de largo la ubicación del mismo. En mi caso soy una mujer sola, que se mueve en transporte público y que estudia y trabaja, por lo que hay muchos elementos que suelo tener en consideración al momento de rentar.

En primer lugar, reviso que haya algún supermercado a una distancia caminable. De esta forma realizar la despensa semanal no será pesado y podré ahorrarme bastante dinero en transporte al presidir de camión o Uber para hacer mis compras.

Otro de los elementos que tengo a consideración es que haya parques bien cuidados, escuelas o una iglesia cerca. No es que sea devota o que me gusten los niños, todo lo contrario, pero estos elementos me aseguran que la zona donde estoy rentando es familiar y por ende suelen ser un poco más seguras y tranquilas. Si llego muy noche y veo niños o ancianos paseando por el parque tranquilamente, es una buena señal de que es un área donde yo también puedo transitar sin miedo. Otras cosas que tengo a consideración es la ubicación de farmacias, tiendas de conveniencia y cines. Así me aseguro de que nunca me faltará nada.

Por otro lado, veo la distribución de transporte público. Reviso que las paradas de autobús estén cerca, y que las rutas disponibles puedan llevarme a mis destinos rutinarios lo más directo posible. Si logro ubicar una misma ruta que me lleve al trabajo y a la escuela y que me deje solo a pocas calles de mi casa al regresar, ese amigos, ese es mi lugar.

#3 Instalaciones

Es importante que al estar visitando posibles lugares de renta preguntemos a nuestro posible casero lo siguiente:

  • ¿Cuándo fue la última vez que fumigaron?
  • ¿Han revisado la plomería recientemente?
  • ¿Todas las conexiones eléctricas funcionan correctamente?
  • ¿Han revisado que no haya fugas de gas?

¡En serio es muy importante! Me a tocado aceptar vivir en casas que durante mi visita se veían aceptables pero que al momento de estar viviendo ahí me di cuenta que había infestación de bichos, no servían las tomas eléctricas, había momentos en el que el agua no corría y demás tragedias que, pese a que muchas veces es responsabilidad del rentero solucionar, no dejan de ser eventos que pueden echar a perder tu día.

De igual manera al recorrer el lugar, resalta todo defecto que veas. Aunque sientas que puede ser de mala educación o grosero, será la única forma en la que el rentero estará consciente de todas las deficiencias de la casa o departamento y no te querrá cobrar al final la reparación de algo que tu no rompiste.

#4 Tus vecinos

Si puedes, pregunta a tu casero como es el comportamiento o quienes son tus vecinos. ¿Son familias? ¿Jóvenes? ¿Es una propiedad abandonada? ¿Es una propiedad comercial? Es así es como podrás darte una idea de como sería tu vida en ese lugar, pues quizá encontraste tu casa soñada, pero con vecinos que harán de tu existencia un infierno.

#5 Roomies

Si tu presupuesto no te permite una casa o departamento individual, tendrás que acceder a compartir casa y esto puede ser la mejor o peor experiencia de tu vida. Depende de que tan listo seas al momento de decidir donde vivir.

En ocasiones por la urgencia o por el costo, accedemos en ir a vivir a la primera casa compartida que encontramos, sin investigar quienes son las personas con las que conviviríamos y sus hábitos. Mi sugerencia es que antes de firmar o pagar algo, pidas conocer a tus compañeros e intentar hablar con ellos, o si eres más introvertido, hablar con la persona con la que estas haciendo el trato sobre su experiencia en general.

Busca el lugar que sea más adoc a tu estilo de vida. Si no lo haces corres el riesgo a sufrir crisis existenciales por tus decisiones y salir huyendo de la ciudad más temprano que tarde. Si eres extrovertido y el alma de la fiesta, busca un lugar con jóvenes sociales, animados y que tengan un buen ambiente de convivencia. Si, por el contrario, eres un ermitaño como yo, busca un lugar donde residan personas que estudien y trabajen, así te asegurarás de tener la casa para ti solo de vez en cuando.

Otro tema que tendrás que considerar es la limpieza y reglas de convivencia. Asegúrate de que la residencia cuente con ciertos compromisos, pues muchas veces nos venden el “aquí uno hace lo que quiere” como la mejor opción, y puede sonar liberador estar en un lugar donde la anarquía manda, hasta que te encuentras con una montaña de platos sucios en el fregadero o monstruos flotando en el escusado del baño.

#6 ¿Con o sin muebles?

Puede que al momento en el que te muestren tu futura casa el lugar este amueblado, decorado y equipado con lo más vital, pero al momento de mudarte te das cuenta que la mitad de los muebles desaparecieron y te enfrentas a un gasto que no tenias contemplado.

Para evitarte esto, siempre pregunta que es lo que “incluye” la casa. ¿La cama, el clima y el sofá son del propietario o son del actual inquilino? Si, por el contrario, tu ya cuentas con cierta cantidad de muebles, lo mejor para ti será un lugar desamueblado pues de lo contrario, tu residencia parecerá más una bodega que una casa.

En un principio mis reglas de oro es que la casa debería contar con los siguiente.

  • Boiler
  • Ventilador de techo (al menos)
  • Licuadora
  • Refrigerador
  • Estufa
  • Microondas
  • Cama
  • Closet
  • Lavadora

Créeme, llegue a aceptar vivir en un lugar sin lavadora en temporada de invierno y ha sido uno de mis más grandes errores. No tienen idea de lo difícil que es lavar un cobertor de esos de San Marcos a mano, o andar cargando con tu ropa sucia a todos lados buscando una lavandería donde te tocará sacar tu ropa interior a la vista pública.

#7 Servicios y contrato

Recuerda preguntar si tu mensualidad incluye o no tus servicios. De no hacerlo, pide que te brinden un aproximado al mes de lo que se invierte en estos y cada cuando se pagan, así sabrás si ese lugar esta realmente dentro de tus posibilidades, pues puedes encontrarte con habitaciones por $1,500 pesos al mes que terminan pagando $2,000 de servicios, principalmente a causa de las tarifas eléctricas. Considera que además si ese lugar cuenta con Minisplits o Secadora puede que la luz y el gas sean más caros de lo previsto, especialmente en los meses más fríos o calurosos del año.

Otro tema importante sería el contrato. Busca que te quede claro cada aspecto o regla mencionada en este y pregunta todo aquello que no te termine de convencer. Recuerda que en muchos casos donde se te pide deposito, este se te deberá ser devuelto al final de tu estadía, siempre y cuando hayas cumplido con el tiempo mínimo propuesto y que no hayas roto o afectado las instalaciones que te fueron prestadas.

Espero esta guía te haya seevido y te ayude encontrar el mejor lugar para vivir mientras estudias. ¿Hay algún consejo que deba añadir? ¡Déjalo en los comentarios!

Leave your vote

Continue Reading
Quizá también te guste...

Vamos que no me gusta hablar de mi misma, pero si quieres conocer más de mi trabajo, visítame en mis redes.

Más sobre Estilo de vida

Lo más leído

Tambíen puedes leer

Cine

To Top

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.